PINTAR HUEVOS: DIEZ TÉCNICAS PARA ENTRETENER A TUS NIÑOS EN CASA Y DE PASO DECORARLA PARA PASCUA

Actualizado: may 15

Se nos alarga el confinamiento ¡dos semanas más! Lejos de tratar de mantener rutinas, se nos acaban las ideas para hacer en casa con los niños. Así que hoy os traigo una actividad súper chula que además de mantener a los peques entretenidos por horas, puede ser una oportunidad para decorar un rincón con motivo del inicio de la primavera y —ojalá— el fin de la cuarentena.


Esto de que en principio termine el confinamiento en Pascua, me ha parecido muy simbólico. cristianos o no, existe toda una tradición alrededor de la Pascua. La más conocida es quizás la de recibir huevos de chocolate, los que en muchas casas esconde el conejo el domingo por la mañana.


El huevo se asocia a esta época porque es un símil de la resurrección. Algo que por fuera parece inerte, pero que por dentro contiene vida. Y espero que sea así, que regresemos a la vida: a las salidas, los paseos, las terrazas, a la familia y los amigos ¡Ay que se me pone la piel de gallina!


Sin embargo, la costumbre de pintar huevos en Pascua se remonta a mucho tiempo atrás cuando no se permitía comerlos durante la cuaresma. Al no poder evitarse que las gallinas los pusieran, la sobre oferta debía de ser preservada, así que los huevos eran cocidos. Para distinguirlos de los frescos, se agregaban plantas o especias al agua de cocción, logrando así un perfecto teñido.


Hoy en día existen muchas técnicas diferentes para decorar huevos, tantas como técnicas de pintura. Aquí os traigo diez de ellas, desde las más sencillas hasta las que son un poquillo más complejas. Para que elijas la que te convenga dependiendo de la edad de tus niños (o si quizás te animas tú también a relajarte un poco pintando).


PREPARANDO LOS HUEVOS



Lo primero que te diré es que si consigues huevos blancos el acabado será mucho mejor, pero en tiempos de confinamiento nos conformaremos con huevos pardos, de dinosaurio o lo que encontremos. Si tus niños son pequeños, lo mejor será cocer los huevos, así nos evitamos obras de arte rotas y niños frustrados, que es lo que ahora menos necesitamos.


A partir de los cuatro o cinco años, sí que puedes vaciar los huevos. Esto te permitirá guardar las obras de tus pequeños Picassos y exponerlos cada año. Yo así lo hago y a mis niños les encanta.


Sin alargarme más te pongo aquí los pasos:

1. Haz dos huecos pequeños en los extremos del huevo. Con la ayuda de una aguja gruesa raspa el huevo con delicadeza hasta haber logrado una hendidura. Luego con mayor confianza, perfora con la misma aguja hasta atravesar la cáscara.

2. Sopla a través del agujero superior presionando la boca contra el huevo. Inhala por la nariz y luego exhala con fuerza por la boca. La yema saldrá por el agujero inferior.

3. Lávalos muy bien hasta que el agua salga clara y sin residuos y luego déjalos secar. Esto es muy pero que muy importante porque si no lo haces, a los pocos días tendrás una pestilencia en casa que te acordarás de mí y de mis ancestros.

4. Atraviesa el huevo con un palillo de brocheta, así facilitarás su manipulación y secado.


TÉCNICAS


Ahora sí te pongo algunas técnicas en orden de dificultad:


1. Pintura libre (a partir de 1 año)

Usa diferentes colores de pintura y pinta con pinceles, dedos o la mano entera, será súper divertido y catártico.


2. Chorreado (a partir de 3 años)

Mezcla pintura y agua hasta que obtengas una consistencia líquida, empapa el pincel de pintura y deja que las gotas caigan sobre el huevo.







3. Salpicado (a partir de 3 años)

Frota un cepillo de dientes impregnado de pintura, salpicando las gotitas sobre el huevo. Puedes hacerlo varias veces con distintos colores.










4. Puntillismo (a partir de 3 años)

Dependiendo de la edad, podéis hacerlo con vuestros propios dedos, con hisopos o con la parte posterior del pincel, generando diferentes combinaciones de colores.





5. Servilleta (a partir de 5 años)

Corta o rasga cachitos pequeños de servilleta y los vas pegando con cola encima del huevo. Si combinas varios colores de servilletas, puedes obtener unos acabados increíbles.


6. Cera (a partir de 5 años)

Derrite ceras de colores y deja que las coloridas gotas caigan encima del huevo haciendo un efecto chorreado.



7. Hirviéndolos (A partir de los 5 años)

A la hora de cocerlos ponle al agua tintes de repostería.



8. Con plantas (a partir de los 5 años)

Puedes recolectar algunas hojas de plantas o flores, envuelve el huevo con una media de nailon y hiérvelo al igual que en la técnica anterior. Luego saca la media y las hojas y voilà.






9. Con rotulador (a partir de 5 años)

Solo negro o con muchos colores, puedes crear lindos diseños con dibujos, geometrías o bonitos mensajes.










10. Crea personajes (a partir de los 5 años)

Con un poco de pintura, cartulina, fieltro, tijeras, cola e imaginación, puedes crear alegres personajes.









Cuando hayas terminado ponlos a secar sobre un vaso, el palillo de brocheta te ayudará a no estropear la pintura quedando el huevo suspendido. Cuando estén bien secos puedes ponerles una capa de cola, así se mantendrán mejor y se harán mas resistentes a los golpes y caídas.


Ahora puedes acomodarlos en un bonito plato como centro de mesa, colgarlos de una rama en un jarrón o incluso encima de una tarta. ¡No te imaginas lo bonito que quedan!





0 vistas