8 CONSEJOS PARA DECORAR UNA CASA NÓRDICA CON ARTESANÍA Y NO MORIR EN EL INTENTO


En el mundo automatizado en el que vivimos, en donde todo es rápido, mecánico y en serie; las piezas artesanales deberían de considerarse verdaderos tesoros. Cuando pienso en todo el trasfondo cultural que contiene cada una de estas piezas, no dejo de maravillarme. No sólo están elaboradas con técnicas muchas veces ancestrales, guardando una tradición cultural propia, sino que además cada una de ellas es única, manteniendo una personalidad e identidad.


Los materiales utilizados suelen ser naturales: lana, esparto, barro y piedra entre muchos otros permiten que olvidemos por un momento las graves consecuencias medioambientales de la industrialización. Y ya si consideramos el factor humano y social, terminamos de convencernos de gastar un poco más en una pieza no industrializada. Porque al comprar una artesanía se ayuda a preservar una cultura local.¿A qué son todo ventajas?



Estas piezas también son únicas, porque muchas veces las hemos ido recolectando en viajes o en momentos especiales, haciendo que cada una de ellas terminen convirtiéndose en parte de nuestros recuerdos y nuestra propia historia. En otros casos como el mío, cuando uno vive lejos de su tierra natal, tener en casa un cachito de su lugar hace que uno se sienta más cerca a los suyos. Así, cuando integramos una artesanía en casa, ésta puede aportar un gran significado simbólico.


Pero —y he aquí la cuestión — ¿qué pasa cuando tenemos una casa de estilo nórdico o minimalista? ¿Cómo podemos integrar artesanías sin socavar nuestra decoración?


Aquí te dejo algunos consejos que te pueden ayudar


1. ELIGE PIEZAS SOBRIAS

De líneas sencillas y colores dentro de la paleta nórdica: negros, grises, beige y blancos. Es cierto que las artesanías suelen ser muy coloridas, pero hemos dicho que estas piezas son únicas y esto se refiere también a los colores que son utilizados en cada una de sus técnicas. Dentro de sus muchas variedades sí que es posible encontrar combinaciones más austeras.


Por otro lado, muchas veces se piensa que para destacar un elemento se tiene que generar un gran contraste y ser muy llamativo. Sin embargo, en la tradición escandinava la combinación de colores neutros, proporcionarán con sutileza este mismo efecto. Así que, aunque te cueste encontrar un poco más la pieza que encaje con tu estilo, no dudes en tomarte ese tiempo.


2. COLOCA LAS PIEZAS SOBRE UN FONDO DE COLOR UNIFORME.

Si tu piso es nórdico el color que predominará será el blanco. Este es un gran punto de partida porque las piezas artesanales suelen tener más de un color, diseño o forma. Así que una pared gris, una estantería bien iluminada o una mesilla blanca, podrán ser el perfecto depósito para que tu pieza destaque.


3. PIEZAS CON COLOR

Si eliges algo más colorido, porque a veces nos enamoramos de un objeto con estas características, trata de colocarlo como pieza única en un lugar delimitado. ¿A qué me refiero? A que muchas veces se opta por realizar composiciones con distintos elementos similares y la verdad es que puede quedar muy bien. Pero si tu casa tiene un estilo nórdico, no te lo recomiendo, ya que puede verse muy pesado y recargar el ambiente.


4. ENMARCA

La decoración de este estilo suele ser muy pulcra y un tanto minimalista. Si los elementos con los que cuentas son pequeños, transfórmalos en una sola pieza. Una idea es enmarcarlos. Colócalos en un marco ligero de líneas simples, el blanco o un color neutro, una vez más te ayudarán a destacar tus mini artesanías, compensando la carga de color o forma. Los marcos RIBBA de IKEA, al tener fondo pueden ayudarte a lograr esta nueva y exclusiva pieza de arte.




5. MATERIALES NATURALES

Las cestas elaboradas a mano, los muebles de mimbre, adornos en macramé o alfombras de ratán, son una apuesta segura tanto por sus texturas como por la neutralidad de sus colores.



6. NO TE OLVIDES DE LOS TEXTILES

Los textiles son los elementos que más calidez y vidilla le pueden dar a nuestro hogar. En el caso de los cojines artesanales, éstos suelen tener muchísimo tramado, color y dibujo. Así que trata de combinarlos con otros que sean neutros y cuyo color esté contenido en el primero. Así destacarán debidamente y no se perderán en un mar de figuras sin sentido. Combina tamaños, agrega mantas y coloca caminos de mesa a juego.



7. SÉ CREATIVO

A veces no es posible adquirir una artesanía que nos ha gustado. Ya sea por su elevado precio, por su gran tamaño o porque quizás es un elemento imposible de tener en casa. Como es el caso de este traje típico peruano bordado a mano. Tómale una buena foto y ponle un marco a juego. Definitivamente no es lo mismo que adquirir un producto único, pero con un poco de creatividad puedes lograr una composición bastante original y hecha por ti.



8. COMBÍNALO CON TUS PROPIAS OBRAS

La corriente escandinava valora mucho los elementos hechos a mano, así que si eres manitas la combinación de elementos artesanales con otros hechos por ti pueden complementarse logrando un ambiente acogedor. Una manta tejida, un mueble recuperado o incluso un cuadro abstracto hecho por tus hijos harán de tu casa un lugar realmente propio.


Espero haberte podido ayudar a implementar artesanías en tu piso nórdico. Si tienes alguna duda no dudes en escribirme un comentario.

0 vistas