20 IDEAS SÚPER ECONÓMICAS (Y FACTIBLES) PARA RENOVAR TU CASA SIN OBRAS



No sé si os ha pasado, pero sucede que cuando buscamos ideas para modernizar nuestro piso, que terminamos encontrando algunos consejos ambiguos como “decora bajo la escalera”. O que prácticamente implican una reforma como “cambia el piso de la cocina” o “pon microcemento en el baño”.


Vamos a ver, ¿vosotros sabéis lo que implica poner microcemento? ¿La cantidad de capas que lleva el proceso?,¿lo que ensucia y lo caro que resulta? Otras veces encuentro listas interminables de DYE muy creativas pero que son ideas tan concretas que no solucionan mi problema.


Aquí os traigo lo que para mí es una lista bastante realista y cronológica que podemos aplicar todos (y no solo los que tienen escaleras) y súper económica que puede cambiar mucho —muchísimo— el aspecto de tu casa.


PARA EMPEZAR



1. Tira

No hay cambio si antes no hay orden. Ponte a ello, ordena, reorganiza y tira todo lo que puedas. Considera también los muebles, quizá haya alguno que no encaje con lo que quieres lograr, que sea muy grande para la estancia o que simplemente ya te aburrió.


Hoy en día hay muchas formas de deshacerse de lo que ya no usamos y de formas bastante sostenibles. Los mercadillos o plataformas virtuales pueden ayudar a sacar unos cuantos euros con todos esos trastos que tú ya no necesitas y así poder reinvertir el dinero dándole un nuevo toque a tu casa.


2. Pinta

Sé que puede ser pesado pintar una habitación, pero resulta imprescindible cuando quieres renovar un ambiente, incluso si fueras a mantener el mismo color. Considera un cambio, quizá quieras destacar alguna pared en particular o darle un ambiente más fresco, pero si tienes dudas decántate por el blanco que es una apuesta segura para cualquier estilo.


Y ya que estás en ello… pinta las puertas y rodapiés de blanco. Son detalles que no solemos considerar y que cambiarán completamente el look del espacio. Porque un pantalón blanco no combina con calcetines oscuros, y lo mismo opino yo de los rodapiés.


Y si tienes gotelé sácalo de cuajo, ni lo dudes. Antes se eliminaba raspando y lijando la pared lo cual encarecía mucho el presupuesto, pero ahora hay nuevas técnicas en donde simplemente se empasta y alisa haciendo de este proceso mucho más simple y menos costoso.


3. Reorganiza

Cambia la distribución de tus muebles, haz esquemas, mira opciones. A veces no es tan sencillo como parece porque no vemos posibilidades a lo que ya estábamos acostumbrados, pero si preguntas a alguien de fuera o incluso a un profesional quizás te pueda dar una alternativa que no imaginabas.

LAS PAREDES



4. Empapela

Hoy hay tantas posibilidades y precios que si optas por un mural, te aseguro que te sobrarán opciones. Eso sí, si no te animas a colocarlo tú mismo, opta por un buen profesional. No todos los manitas saben cómo hacerlo y trabajar los cortes y juntas puede resultar más complicado de lo que parece.

5. Envinila

¿A que molaría que existiera esta palabra? Igual que con los murales, te digo que posibilidades, tamaños y colores hay millones. La diferencia es que un vinilo será un detalle mucho más sutil, fácil de cambiar y también de colocar. En este caso olvídate de un profesional y hazlo tú mismo, verás lo simple que es.

6. Fotografía

Toma fotos de cosas que te interesen, tu familia, amigos, viajes o de manera más artística objetos inanimados, enmárcalos y voila. Podrás tener una composición bonita y distinta a ese cuadro renacentista que adornaba tu salón.


Si no crees ser buen fotógrafo, revisa tus fotos antiguas, de viajes o de tu vida cotidiana. Nadie es tan mal fotógrafo como para no tener algún tesoro escondido. También puedes llevar esa foto a un estudio y harán de ella maravillas desde darle luz y recortarla hasta ponerle un filtro blanco y negro que le dará apariencia de profesional.


7. Posters

¿No te animas con las fotos? Aquí te dejo algunas páginas de pósteres que te pueden ser de mucha ayuda. Una composición de fotos y pósteres crearán un bonito punto focal con detalles verdaderamente personalizados.

www.desenio.es,

www.proposter.es,

www.artesta.es,

www.europosters.es,

www.posterstore.es

8. Reenmarca

Pero si el cuadro de turno aun le pega a tu estancia o le tienes especial cariño quizás puedas modernizarlo cambiándole el marco a uno con lineas simples y de color entero.


9. Macramé

¿Otras opciones para tus paredes? El macramé está muy de moda. Sacar un cuadro antiguo y colocar un tapete de macramé, uno pequeño para un rincón o uno grande como cabecero de cama, cambiarán radicalmente la habitación. A mí me gustan especialmente porque suelen estar hechas a mano haciendo que cada pieza sea única, manteniendo una personalidad e identidad.

Si quieres leer más de macramé entra a nuestro post


https://www.showinginteriorismo.com/post/decorar-con-macram%C3%A9-est%C3%A1-de-moda


LOS MUEBLES



10. Cambia un mueble

Uno solo. Aunque todos tus muebles estén ya pasados de moda. El cambiar tan solo una mesilla de centro, las sillas del comedor o un sofá, darán la sensación de un espacio ecléctico moderno. Eso sí, escoge tu nueva pieza eligiendo un tono neutro dentro de la gama de color de tus muebles. Si puede ser un beige o un gris será luego más fácil de combinarlo cuando decidas mas adelante hacer algún otro cambio.

11. Retapiza

A menos que tu sofá tenga patas Luis XV, hay muebles que son muy fáciles de actualizar. Retapizar siempre es una gran opción porque por poco dinero obtienes una pieza como nueva, pero si aún así te pasas del presupuesto, puedes recurrir también a una funda de sofá que además protegerá tu mueble.

Échale un vistazo a las fundas de laredoute.es, son de muy buena calidad en proporción a su precio

TEXTILES


12. Alfombra

Cámbialas o deshazte de ellas definitivamente. La verdad es que con este mundo moderno que corre a mil por hora yo opto por la practicidad (en la medida que se vea bien claro está). En mi caso tengo un bonito piso de roble y se me ha hecho súper práctico el sacar la alfombra, se ve bien y facilita mucho la limpieza del día a día.

13. Alfombra vinílica

Perfectas para cocinas, baños, terrazas e incluso para las habitaciones infantiles

14. Cojines

Un básico e imprescindible, pero te aconsejo que lo dejes para el final. Con el ambiente ya establecido podrás vislumbrar mejor los tonos que quieres plasmar, las texturas y sobre todo los estampados, sino corres el riesgo de comprar cojines muy coloridos y recargar mucho la habitación.

15. Textiles

Las cortinas clásicas pueden quedar muy bien en ciertos lugares. Pero si tu intención es modernizar tu espacio sin mucho conocimiento te sugiero que optes por estores enrollables o paneles japoneses con motivos lisos, más aun si tus muebles tienen mucho estampado.


Igualmente no te olvides de las mantas, ropa de cama o incluso mantelería dependiendo de la estancia que quieras renovar.


OTROS DETALLES


16. Lámparas

Creo que este es de los objetos que más ha cambiado a lo largo de los años. Busca elementos con líneas simples y luz cálida

17. Manillas y tiradores

Muy sencillo y fácil de hacerlo tu mismo, cambiará el aspecto de tu cocina, puertas, cómodas o de algún otro mueble que tengas por ahí.

18. Pinta adornos

Este sí que es un DYE. Pero como se puede aplicar a cualquier estilo no he querido dejar de incluirlo. Puede ser que tengamos adornos pasados de moda o muy coloridos que no encajan con el estilo que queremos lograr, pero no queremos tirarlos porque fueron de nuestra abuela o lo compramos en un viaje de ensueño. Píntalos con espray de color blanco, puedes darle un acabado mate o tiza. Bien colocado en una repisa parecerá un adorno de colección.

19. Plantas

Qué te puedo decir de las plantas que no sepas ya, si son biofilia pura, son la manera más fácil de traer la naturaleza a casa. Van con todos los estilos y todos los colores. Las hay de todos los tamaños, tipos y precios, solo mira bien el espacio donde vayas a destinarla pues será muy distinto colocar un naranjo en una terraza llena de luz, que un juego de plantas aromáticas dentro de la cocina.

Si ya cuentas con plantas, una opción es cambiarles los maceteros, tira los maceteros clásicos de terracota y colócalas en bonitas macetas de cemento, resina o vidrio.

20. Recurre a un Interiorista

Si no crees poder conseguir solo el diseño de tu espacio, aunque se trate de una renovación, recurre a un interiorista. A veces por experiencia podemos hacerte ahorrar mucho tiempo y dinero en el proceso evitándote errores innecesarios.

Espero haberte podido ayudar y si tienes alguna duda o comentario no dudes en escribirme.

11 vistas